« Contra el resfriado… ¡a comer sano! | Inicio | Tenosinovitis de De Quervain »

Comentarios

Fuente Puedes seguir esta conversación suscribiéndote a la fuente de comentarios de esta entrada.

Haiquiro

Estoy totalmente de acuerdo con el artículo publicado. La mala gestión del tiempo es uno de los males que acarrea la mayoría de las personas de nuestra sociedad y con muy fácil solución.
Si cada día de nuestra vida dedicáramos diez minutos a poner en orden nuestra agenda seríamos mucho más activos y eficientes con nuestro trabajo. Sólo con 5 minutos por la mañana revisando y dando prioridad a las tareas, y cinco al finalizar el día para ver si hemos podido llevar a cabo todos nuestros planteamientos, nos sentiríamos mucho mejor. Primero porque al dar prioridad a las tareas y centrarnos en ellas exclusivamente acabaremos mucho antes (intentando no dejar que los contaminantes externos nos interrumpan, ej.:móvil,msn,compañeros... Y segundo, al finalizar el día nos sentiremos orgullosos de nosotros mismos al ver la cantidad de tareas que podemos realizar. Esa sensación de satisfacción nos dará fuerzas para continuar con nuestros objetivos, y evidentemente la sensación de estrés se verá disminuida, que es lo más importante.

Núria Revilla

Los comentarios de esta entrada están cerrados.